Vuelta al cole

Ya suena el despertador y toca levantarse para ir al colegio. Y sí, aunque tenga ilusión de ver a los peques y los compañeros, no hay ganas de volver a la rutina.

Y si a los adultos nos pasa esto, imagínense a los niños, que después de disfrutar del verano, jugar, ir a la playa, la piscina, etc. Toca volver al pupitre, sentarse, escuchar y atender. Normal, que frases del tipo “No quiero ir al cole” surjan en este momento. Por ello, es de vital importancia que como maestros nos pongamos las pilas y busquemos nuevas formas de motivarles, que ir a clase no suponga un sacrificio y aprender sea algo divertido.

En esta primera entrada, no hay recursos para presentaros, ni material para descargar. Sólo quiero intentar contagiaros un poco de ilusión.

¡SOMOS MAESTROS! Se nos permite jugar con los peques en clase y en el recreo, leer cuentos maravillosos en la biblioteca del cole, hacer manualidades, escuchar música. Pero sin duda lo mejor, es verles crecer, aprender, disfrutar y enriquecerse unos de otros, esos pequeños pasitos, son los que me alegran a mí el día.

Por eso, cuando estos días os suene el despertador, no penséis, ojalá pudiese dormir cinco minutos más. Pensar ¡Que suerte tengo de ser maestro!. La sonrisa es contagiosa y entrar al aula con una actitud positiva, hace que los niños se involucren y quieran participar.

Autor entrada: Cristina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *