En busca de la letra perdida

Reconocer las letras no es una tarea que deba hacerse en exclusiva en ficha o libro cuando empezamos a trabajar la lectoescritura, sino que hay muchísimas formas de emprender esta tarea de forma más lúdica y llamativa para los niños. 
 
En esta ocasión os propongo una actividad para la que necesitaremos una bandeja, arroz de colores (aunque se puede sustituir por otro material) y letras de madera o plástico. 
 
El objetivo de la actividad es reconocer la letra escondida en el arroz. 
 
Para ello, en un primer momento colocamos letras en la bandeja (Os recomiendo utilizar en cada turno de 2 a 4 letras, si utilizais muchas como pretendía yo en un principio, el arroz no llega a taparlas, perdiendo el misterio)
 
A continuación vertemos el arroz en la bandeja. Podemos aprovechar la ocasión para trabajar conceptos de poco – mucho, los colores, etc. 
 
Con los ojos cerrados el alumno busca con su mano una letra e intenta reconocerla a través del tacto. Luego pasamos a mirarla con atención y decimos su nombre si nos acordamos e intentamos buscar palabras que empiecen por esa letra. Todo esto dependiendo del nivel de cada alumno. 
 
Y como siempre, dejarme escrito en comentarios vuestra experiencia si ponéis en práctica esta actividad. 
 
 
 

Autor entrada: Cristina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *