Disfraz del Pollo Pepe

 
El carnaval está a la vuelta de la esquina, así que hoy os propongo una opción para disfrazar a los peques, sin gastar mucho y aprovechando siempre que sea posible, la ocasión para reciclar. 
 
Esta alternativa fue un éxito rotundo en el aula, cuando contamos el cuento del Pollo Pepe. Y el disfraz ha quedado como un recurso más para jugar en el aula, en nuestro baúl de disfraces. 
 
Para realizarlo necesitas:
  • una bolsa de basura amarilla de las que suelen utilizarse en los coles para los disfraces que son más duras que las que usamos para el hogar. 
  • Unas plumas amarillas (en nuestro caso reciclamos una boa gastada de carnaval, recortando alguna que otra pluma)
  • fieltro de un amarillo diferente a la bolsa de basura (sino es imposible que destaque)
  • hilo amarillo, aguja y unas tijeras
Ahora vamos con el paso a paso:
 

  • Lo primero es cortar el escote y las sisas. Para ello, doblamos a la mitad la bolsa para asegurarnos de hacer las sisas iguales y el cuello centrado. Y aprovechamos el extremo cerrado para recortar el cuello con un semicirculo en el medio de la bolsa. A continuación, recortaremos unas sisas abundantes para que los alumnos puedan meter los brazos tanto con chaquetas como sin chaquetas, que en Asturias la época de Carnaval es sinónimo de frío y no queremos catarros en el aula. También deberemos cortar una línea centrada en la parte de atrás del disfraz para que así el alumno pueda meterlo por la cabeza con facilidad. 
 
  • Ahora, doblamos las esquinas de la parte de arriba y las pegamos con celo para evitar un efecto poco realista en los hombros. Luego le daremos la vuelta a la bolsa, de manera que el celo y las dobleces propias de la bolsa no queden a la vista. 
 
 
 
 

Para los siguientes pasos os dejo un patrón al final de la entrada:

  • El siguiente paso es realizar unas ondas con el patrón, para que el disfraz quede más bonito. A continuación, es la hora de recortar el fieltro de un amarillo diferente al color de la bolsa con el patrón anterior y coserlos en el cuello del disfraz. 
  • Ahora, siguiendo la temática del disfraz, añadimos plumas al cuello, simulando así los colores del fieltro y dando el toque final que lo acerca más a un disfraz de pollito. 
Os dejo con una fotografía del resultado y el patrón para realizar las ondas

Autor entrada: Cristina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *