Aprender no es trabajar

Aprender con ilusión, motivados y partiendo de nuestros intereses es la clave para un aprendizaje significativo tanto para niños como adultos. 

Pero cuando hablamos de peques además, deberemos respetar su creatividad, sus inquietudes y dejarles mostrar sus preferencias. Aprender de ellos, nos da la clave para enseñarles sin dejar el camino abierto al aburrimiento y la pasividad. 

No podemos hacer niños robots que se acoplen al sistema educativo sin rechistar. Por ello, os traigo hoy un pequeño corto que me ha encantado y que transmite este punto de vista del que os hablo. 

Os dejo con el vídeo, no es muy largo así que no necesitáis palomitas, pero estoy segura de que os emocionará.  

Fragmento del cortometraje animado “Alike”, dirigido por Daniel Martínez y Rafa Cano Méndez

Autor entrada: Cristina Martin Garcia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *